12 de junio de 2017

Siempre en casa

Fotografía de Rosa García



—¿Cómo estás Soledad? —  fue la pregunta que lanzó al aire de su reconfortante hogar nada más entrar. Inspirando hondamente el ambiente enclaustrado se dirigió a la ventana que daba al patio y la abrió de par en par, en ese instante fue testigo de un misterioso complot entre las ramas del árbol y el viento, que zarandeando los dormidos tallos, hizo caer en un enlazado baile las últimas hojas secas.  Soledad se mostró tan singularmente hermosa y taciturna como siempre. Él, agradecido por la bienvenida no supo qué contestarle, simplemente sonrió y se dejó acariciar por el frescor que invadió su casa. 

 De Rosa García para #palabrasalviento 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...