10 de noviembre de 2013

Haikus, Jorge Luis Borges






La vasta noche
no es ahora otra cosa
que una fragancia.


¿Es o no es
el sueño que olvidé
antes del alba?




Oscuramente
libros, láminas, llaves
siguen mi suerte.


En el desierto
acontece la aurora.
Alguien lo sabe.




Bajo el alero
el espejo no copia
más que la luna.


Bajo la luna
la sombra que se alarga
es una sola.

2 comentarios:

  1. Me gustan mucho los haikus en general, pero reconozco que los de Borges, en particular, son excepcionales! Gracias por compartirlos, Rosita. Un placer leerte. Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Una muy buena selección de haikus. Saludos Rosa y gracias por compartir.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...