13 de octubre de 2013

Antes del odio, Miguel Hernández


Beso soy, sombra con sombra.
Beso, dolor con dolor,
por haberme enamorado,
corazón sin corazón,
de las cosas, del aliento
sin sombra de la creación.
Sed con agua en la distancia,
pero sed alrededor.

Corazón en una copa
donde me la bebo yo,
y no se lo bebe nadie,
nadie sabe su sabor.
Odio, vida: ¡cuánto odio
sólo por amor!

No es posible acariciarte
con las manos que me dio
el fuego de más deseo,
el ansia de más ardor.
Varias alas, varios vuelos
abaten en ellas hoy
hierros que cercan las venas
y las muerden con rencor.
Por amor, vida, abatido,
pájaro sin remisión.
Sólo por amor odiado,
sólo por amor.
.........
                          Miguel Hernández

1 comentario:

  1. Hola, Rosita!!! Hacía un tiempo que no te leía, y es un placer reencontrarte "acompañada" en este post por Miguel Hernández! Qué lujo de poeta! Aprovecho para enviarte un caluroso abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...