13 de septiembre de 2013

Rimas XLVII, G.A. Bécquer



Yo me he asomado a las profundas simas
de la tierra y del cielo
y les he visto el fin con los ojos
o con el pensamiento.

Mas, ¡ay! de un corazón llegué al abismo,
y me incliné por verlo,
y mi alma y mis ojos se turbaron:
¡tan hondo era y tan negro!
                    
                           G. A. Bécquer
         

Siempre hay un corazón  que estará en consonancia con el mio, el de mi querido Bécquer.


4 comentarios:

  1. Becquer y Chopin...quieres una dupla más romántica que esa??? Hola Rosita! Siempre es un placer visitar tus publicaciones. Gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sorprendido saber que adoraba a Chopin, no me extraña. Un abrazo Patzy.

      Eliminar
  2. Me encanta becquer!! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos, un saludo Señora Darcy!!

      Eliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...