20 de abril de 2013

Engañoso mar azul, Rosa Silvestre


Me dejé llevar por el vaivén de tu oleaje, por las fuertes corrientes de tu fondo sintiéndome afortunada por ser digna de vivir en el paraíso de los océanos...engañoso mar azul que acabaste escupiendo y dejándome varada en la arena desmembrada y sin alma.
Consciente de que tu agonía vuelve por mi una y otra vez siento alivio al ver que tu fuerza de extingue en ciertos territorios y dueña de mi propia coraza, con aristas firmes que apuntan hacia el infinito, la que nunca fue reina de tus profundidades es ahora la reina de su existencia.

                                           Rosa Silvestre

No hay que fiarse del mar, de su acogedor entorno, siempre le he tenido un gran respeto. No deja ver su parte más oscura y temeraria y en el placer  de sus aguas nos aleja de nuestro punto de origen sin que nos demos cuenta.



2 comentarios:

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...