5 de abril de 2013

Caminando por la vida, Amaia Montero


Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan.
                                            Antoine de Saint-Exupery 

Ponerse a mirar fotografías  es una de las cosas más gratificantes que hay, te hace recordar buenos momentos pasados, me encontré con unas fotografías de cuando yo era una niña y de repente me invadieron los recuerdos, qué feliz fui. Solo tengo buenos recuerdos de mi infancia rodeada de personas que me mostraban su cariño constantemente y por supuesto eso a influido mucho en la persona adulta que soy, tengo tanto cariño para dar como el que a mi me dieron. Mirar esas fotografías me ha hecho mirar hacia atrás y pensar sobre el recorrido de mi vida ¿y sabéis qué? me he dado cuenta que esa niña vive en mi todavía, por suerte.

2 comentarios:

  1. Me entraron las ganas de ver las fotografías de mi infancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chica nihilista, no es mala idea, ver fotografías del pasado o más recientes siempre nos hace sonreír. Un saludo.

      Eliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...