23 de noviembre de 2012

Agnes Grey de Anne Brönte

Todas las historias verdaderas contienen una enseñanza aunque en ocasiones el tesoro sea difícil de encontrar y, una vez encontrado, resulte tan insignificante que el fruto seco y arrugado apenas compense el trabajo de romper la cáscara...A veces creo que ésta podría ser de cierta utilidad para algunas personas...


Como mis medios no me permitían tener reloj solo podía calcular el paso del tiempo observando el lento avanzar de las sombras desde  la ventana, a través de la cual veía un rincón del parque, una hilera de árboles cuyas ramas más altas estaban llenas de ruidosos grajos, y un alto muro, con una puerta grande de madera, que sin duda comunicaba con el patio de los establos, pues vi pasar por ella un carruaje. La sombra proyectaba por este muro pronto se apoderó del rincón del parque, hasta donde me era posible ver, obligando a retroceder la luz dorada del sol, centímetro a centímetro, y buscar refugio en las copas de los árboles. Finalmente, éstas también se sumieron en las sombras, las sombras de las colinas distantes o de la tierra misma. Simpatizando con aquella activa sociedad de grajos, lamenté ver su morada -minutos antes bañada por la gloriosa luz- reducida al sombrío  tiente del mundo inferior, mi propio mundo. 

                                                             Agnes Grey, Anne Brönte  

Anne Brönte fue institutriz en varios hogares durante seis años ,exactamente entre 1839 y 1845 sus experiencias las cuenta en su primera novela Agnes Grey. Vivencias duras de soportar aunque llevadas con tanta dignidad y sensatez que siempre será un ejemplo a seguir.

4 comentarios:

  1. Hola Rosa, excelente artículo para un domingo insuperable como este.

    Gracias por tan bellas palabras y preciosas canciones que nos invitan a aislarnos, evadirnos y seguir sonríendo diariamente, todavía más.

    Mantén el duro trabajo y siempre dando lo mejor de ti misma, un placer pasarme por tu casa.

    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te guste, la verdad que te tardado muchísimo en leerme el libro pero mereció la pena. Un saludo.

      Eliminar
  2. Creo que es una de las pocas, sino la única novela de las hermanas Bronte que no he leído, así que siempre es un placer recorrer contigo parte de estos textos. Y nada menos que acompañados por Chopin! Excelente post, Rosa! Un abrazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Patzy, el libro lo tenía pendiente desde hace tiempo igual que el de la Inquilina de W. H. que leeré más adelante, a mí me a sorprendido por ver en la novela tanta madurez, era muy joven cuando escribió la novela, admiro muchísimo la inteligencia de estas hermanas. Un saludo Patzy

      Eliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...