20 de julio de 2012

Broken Strings, Cuerdas Rotas


Volviendo a correr a través del fuego
cuando no queda nada que salvar,
es como perseguir el último tren
cuando es demasiado tarde.

No puedes tocar con las cuerdas rotas.
No puedes sentir nada 
que tu corazón no quiera sentir,
no puedo decirte algo que no es real.

Siempre queda un rescoldo de amor que te hace volver a intentarlo de nuevo hasta que el corazón dice basta, no tiene sentido intentar tocar una nota  cuando las cuerdas se han partido.

Las cuerdas como sabes, se disponen 
por melodiosos  pares y al pulsarlas,
al tiempo que nos cantan un acorde,
parecen padre, hijo y madre amada.
Y su canción sin letra y con donaire,
te canta: "Tu solista, no eres nadie" 
                                                               
William Shakespeare,
fragmentos soneto VIII




1 comentario:

  1. Anónimo7/23/2012

    No conocía esta versión de Morrison con Nelly Furtado...me encanta este tema y el cierre que le diste a tu post con el soneto de Shakespeare! Un abrazooo Rosa! Aquí te sigo...Patzy

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...