9 de marzo de 2012

Vergüenza

La vergüenza se manifiesta mediante rubor facial, confusión mental, vista caída y cabeza baja; los síntomas son similares en distintas razas y culturas. 
  "La expresión de las emociones en el hombre y los animales"
Charles Darwin 

Lo que nos hace tener estos síntomas son la sensación de vulnerabilidad con la que nos quedamos cuando sale a el exterior lo que hemos tenido guardado en secreto con recelo. La persona no está solo ante la vergüenza ya que lo que nos la provoca es la reacción de otro individuo, lo que nos hace sufrir pensar el la opinión que tendrán de nosotros, como nos juzgarán...
Si la persona es tímida y tiene baja autoestima la vergüenza será su compañera vida: "sentir todos los síntomas anteriores por hablar o sufrir por no ser capaz de expresarte como la mayoría de la gente", y todo por que a los demás le otorgamos demasiado poder. Según el artículo -La vergüenza no sirve de nada- de la revista el País Semanal: 
 La solución está en aceptar la vulnerabilidad como parte del proceso de aprender a ser, sin silenciarla, sin esconderla. Expresándola adecuadamente. ¿Acaso existe alguien que nunca en su vida se haya sentido vulnerable?

El artículo completo está disponible para descargar  

Hay personas que no tienen ni un ápice de sentido del ridículo y fíjense, acaban casándose con un guapísimo abogado de derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...