11 de noviembre de 2011

Dum spiro, spero.


Estas son las palabras que se me han venido a la cabeza esta mañana cuando he leído un articulo en el periódico, se trata de Minhaj Gedi Farah, un niño que ha logrado sobrevivir a la hambruna en África gracias a una ONG. Llegó con tres kilos de peso casi a punto de morir, le tuvieron que hacer tres transfusiones de sangre y un tratamiento intensivo de vitaminas. Ahora está recuperado y pesa lo que tiene que pesar un niño de su edad, ocho kilos. Su madre, creo que ni siquiera nos podemos hacer una idea del sufrimiento de estas personas, se muestra muy feliz por el trato que le han dado.
Ahora Ninhaj PUEDE REIR MIENTRAS LOS MÉDICOS LO EXAMINAN.


                                           


If everyone cared and nobody cried
if everyone love and nobody lied
if everyone shared and swallowed their pride
We`d see the day when nobody died.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...